25 noviembre 2008

Lo que se nos viene encima

Futurible1.¿Os imagináis comprar una prenda de ropa que jamás tuviese que ser lavada? Pues en poco más de un año esto podría ser una realidad cotidiana. Científicos australianos de la Universidad de Monash han desarrollado un sistema para que la ropa de algodón o de seda, por poner un par de ejemplos, se pueda limpiar sola. El proceso consiste en cubrir las fibras con nanocristales de dióxido de titanio, los cuales desintegran la suciedad provocada por alimentos con tan solo ser expuestos a la luz solar. La técnica, además, no produciría ningún impacto en la piel.
2.Hasta ahora los procesadores (o chips) se caracterizaban por ser objetos en extremo diminutos pero demasiado rígidos. John Rogers, profesor de la Universidad de Illinois (USA), ya ha inventado el primer chip flexible de la historia. Para crearlo diseñó una forma ultrafina de silicio (el material del que se hacen los chips), de un espesor equivalente a una millonésima parte de un cabello humano, que se inserta en tubos de plástico también pequeñísimos que le otorgan resistencia. Este desarrollo abre el camino para la creación de teléfonos móviles e iPods que modificarán absolutamente lo que conocemos hoy. Serán como papeles, que se doblan y guardan en el bolsillo. No obstante, el objetivo final de todo es llegar a fabricar chips que puedan implantarse en el cuerpo humano.
3.Si te ha gustado lo de disponer de ropa que se "lava" sola, ¿qué te parecería tener un electrodoméstico que al romperse se reparase sin ayuda? Pues la tecnología para esto ya existe, se llama biomimética y lo que hace es imitar procesos biológicos, en este caso, el de la cicatrización. El sistema ha sido desarrollado por científicos de la Universidad británica de Bristol que han creado un material compuesto por minúsculos tubos de fibra de vidrio que se comportan de modo similar a los vasos sanguíneos en presencia de una herida. El material, al romperse, expulsa una resina combinada con un material endurecedor, que sella la grieta en pocos segundos. Se está probando para aumentar la seguridad de los aviones en vuelo, pero sus aplicaciones son insospechadas y podría llevar a toda una nueva generación de productos. Ian Bond, creador de esta tecnología, afirma que la biomimética podría llegar a aplicarse en áreas como la regulación de la temperatura en espacios cerrados.
4.El nuevo invento del físico de Hewlett Packard Stanley Williams es una memoria que nunca pierde los datos archivados, un componente que, en términos sencillos, tiene la capacidad innata para recordar la carga eléctrica que pasa por él mucho tiempo después de que su flujo ha sido interrumpido, lo que permite retener información con más seguridad. Los dispositivos con este componente serán muchísimo más rápidos y consumirán muchísima menos energía, y los computadores podrán tomar decisiones de manera similar a como lo hace el cerebro humano.
5.Hablemos ahora de Nanoworm (gusano nanométrico), una nueva tecnología desarrollada por científicos de la Universidad estadounidense de California, en San Diego, que introducido en el torrente sanguíneo podrá atacar tumores y destruirlos sin que el sistema inmune sea capaz de detectarlos. Consistente en una estructura de 30 nanómetros, recubierta de un polímero especial que lo hace indetectable al sistema inmune, su función será eliminar esas enfermedades del organismo. Se estima que en unos diez años podría salir de los laboratorios para iniciar pruebas en humanos.
6.Nanofibras de cobre tan finas, que son mil veces más delgadas que un pelo. Desarrollado en las universidades de Harvard e Illinois, Estados Unidos, este invento permitirá el desarrollo de pantallas de televisión y ordenador mucho más finas que las ya actuales ultradelgadas. En el futuro, los monitores podrán ser tan finos como una hoja de papel e, incluso, flexibles, para doblarlos y guardarlos en cualquier lugar que se nos ocurra.
7.Lo último se trata de un mecanismo para predecir el comportamiento de las personas a través del teléfono móvil. El sistema se basa en los trazos de información que dejamos "desperdigados" y "en el aire", cuando nos comunicamos usando este dispositivo. Alex Pentland, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts lleva una década desarrollando un sistema que afirma cambiará el mundo y con el que se podrá tener un mapa de las interacciones de toda una red de amigos y, más aún, de toda una ciudad. A partir de ahí se podrá predecir, vía modelamiento matemático computacional, qué harán las personas al día siguiente, dónde y a qué hora. Así lo ha comprobado en experimentos con sus estudiantes llegando a predecir con un 95 por ciento de acierto si dos personas eran amigas o se relacionaban profesionalmente e, incluso, qué harían en las reuniones o cuándo se juntarían.

1 Comments:

At 3:59:00 a. m., Anonymous Camilo Gomez said...

Hola me ha parecido muy interesante tu articulo e investigacion. Trabajo en un programa de radio en Australia y si eres profesional me encantaria realizarte una entrevista sobre este tema. Mi correo, si te interesa es mtlspan@sbs.com.au.

Saludos,
Camilo Gomez

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home