16 octubre 2007

InfraredMark Specialty Imaging Font, o lo que es lo mismo, tinta invisible

Es ésta una manera simple y económica de autentificar información y hacer que los documentos sean más seguros, frente a las costosas tecnologías convencionales contra la falsificación. Así, científicos del Centro de Investigación de Xerox ubicado en Grenoble (Francia), acaban de anunciar la creación de una nueva tecnología de seguridad que imprime texto invisible a la luz normal, pero que sí puede leerse cuando se expone a la luz infrarroja. La tecnología puede utilizarse para autentificar entradas/tickets, cupones, certificados, licencias, permisos, papeles o documentos de identificación y otros documentos de alto valor.
La lucha contra la falsificación siempre ha resultado muy costosa para las empresas, pero esta novedad presentada por Xerox, y que se denomina InfraredMark Specialty Imaging Font, es mucho más económica y sencilla, ya que no requiere la utilización de tinta especial, sino que utiliza toner común –la “tinta seca” que forma imágenes xerográficas-. Puede producirse en los equipos digitales estándares de Xerox utilizando papel común. Además, si el documento es copiado o alterado, el texto infrarrojo se distorsionará sustancialmente bajo la luz infrarroja y por lo tanto será ilegible.
La tecnología InfraredMark complementa los efectos de imágenes especiales ya existentes de la compañía, tales como las marcas MicroText y el texto Glossmark, los cuales ofrecen un modo efectivo en función del costo para hacer que los documentos sean más seguros.
Según Raja Bala, científico del Centro de Investigaciones Webster de Xerox (Nueva York) y coinventor del proceso, el proteger documentos delicados contra la duplicación o la modificación no autorizada es un desafío actual. La impresión segura tradicional es costosa y está reservada para documentos de mucho valor, como pasaportes o tiradas muy extensas o de gran volumen, como la moneda. Sin embargo, la impresión digital y los efectos de imágenes especiales facilitan la impresión segura y hacen que ésta sea más accesible para tiradas de uno a muchos ejemplares. La nueva tecnología aprovecha la manera en que trabajan los sistemas xerográficos color de Xerox. Cada color se hace mezclando toner de cuatro tintes o colores: cian, magenta, amarillo y negro, conocidos con sus iniciales en inglés CMYK. “Existen muchas formas de mezclar estos toners para crear un solo color, como el azul verdoso. Pero como cada uno de los colores de toner por separado reacciona de manera diferente a la luz infrarroja, algunas combinaciones se pueden detectar bajo la luz infrarroja y otras no”, explica Bala. “Xerox utiliza ese efecto para crear texto infrarrojo que es invisible al ojo humano, pero visible para una cámara infrarroja”, agrega.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home